Buscar
  • Martha Lago

Cuando lo más importante no es el peso........evaluando la composición corporal

Actualizado: sep 7

¿De qué se habla cuando se menciona la composición corporal?



La composición corporal es la medida de los diferentes componentes o compartimentos del cuerpo.


En general se expresa en porcentajes de grasa, hueso y músculo. También suelen expresarse en porcentaje de masa grasa (MG) y masa libre de grasa (MLG)


La masa grasa tiene las funciones de reserva energética y aislante térmico. Está localizada principalmente en el tejido subcutáneo.


La masa libre de grasa está compuesta principalmente por minerales, proteínas, glucógeno y agua (aproximadamente 55 a 65 % de la masa libre de grasa.


¿Desde cuándo se estudia la composición corporal?


Ya en la Grecia antigua, siglo VIII AC se establecieron medidas y proporciones antropométricas para optimizar la perfección de los cuerpos y el movimiento visibilizadas en el arte de la época.


Luego, en el siglo IV AC Platón y Aristóteles criticaron la exagerada valoración social de las cualidades físicas y el régimen de vida que los deportistas estaban obligados a seguir para alcanzar y mantener un cuerpo tan musculoso, y que a la postre resultaba perjudicial para la salud.


Por la dieta rica en proteínas que debían seguir los llamaban “esclavos de sus mandíbulas” y tenían muy en cuenta el deterioro de la salud con el paso de los años.


Hipócrates, (460 a 370 AC) sostenía que el cuerpo estaba formado por sangre, linfa, bilis negra y bilis amarilla. Pregonaba la existencia de un equilibrio en una fuerza natural que tiende a restablecer la salud cuando no hay una alteración profunda como en la enfermedad, donde ese equilibrio se quiebra. Entonces se debe acudir a esa fuerza curativa de la naturaleza con un régimen de vida adecuado: descanso físico y espiritual, calmantes en caso de dolor, dieta concebida como medicina, y ejercicios físicos moderados.


Tampoco aprobaba los cuerpos con exceso de músculo, indicando que no favorecían el equilibrio natural.


A pesar de la consideración de la composición corporal y su reconocimiento en situaciones vitales, por ejemplo el valor del tejido graso en la concepción, su estudio se constituye como rama de la ciencia recién hace menos de 200 años.


Siglo IXX


En 1850 se comenzaron a obtener datos de composición corporal a partir de la disección de cadáveres y se utilizaron los primeros métodos bioquímicos para el estudio “in vivo”.


Muchos descubrimientos científicos de esa época fueron utilizados posteriormente, por ejemplo fue en 1835 que Quetelet propuso el índice Peso/Talla al cuadrado para evaluar el estado nutricional, tal vez el índice más utilizado actualmente: el Índice de Masa Corporal (IMC).


Ya a fines de ese siglo se habían determinado cambios en la composición corporal según avanzara la edad, con disminución del agua corporal durante el ciclo de la vida.


Siglo XX


En el siglo XX se pudo analizar además de la edad, la influencia de la nutrición, ejercicio, raza, género y la presencia de enfermedades.


Desde comienzo de ese siglo se lograron importantes avances, desarrollándose modelos matemáticos y tecnologías para estimar los componentes corporales.


Se desarrollaron métodos “in vivo” como la excreción urinaria de creatinina de 24 horas para estimar la masa muscular esquelética, fórmula que aún se aplica a nivel clínico.


En 1916 Du Bois y Du Bois propuso la fórmula para estimar la superficie corporal a partir del peso y la estatura. Este parámetro tiene mucha importancia y se usa actualmente en medicina y farmacología. Es fundamental en el diagnóstico y tratamiento de las quemaduras.

La fórmula de Harris-Benedict, tan usada por los Nutricionistas para estimar el gasto metabólico basal, data de 1919.


La distribución de la grasa corporal en personas con morfología androide y ginoide, posteriormente comparadas con las formas de manzana y pera, fue observada por Jean Vague entre 1940 y 1950, quien también observó mayor prevalencia de patologías metabólicas y cardiovasculares en las personas con distribución androide (manzana).


El principio de Arquímedes (287-212 AC), fue tenido en cuenta en 1942 por Behnke para determinar las proporciones de masa grasa y masa libre de grasa, de ahí en más se desarrolló el método subacuático, considerado hasta hace poco el estándar de oro para determinar la composición corporal. Él propuso el modelo de dos compartimentos, masa grasa y masa libre de grasa. Luego se propusieron otros modelos de 4 y 5 compartimentos.


En 1961, se presentó el método para determinar la masa grasa y la masa libre de grasa, con el antecedente en 1911 del descubrimiento de los isótopos para estimar el potasio corporal total.


En 1962 se comenzó a usar la Bioimpedancia, hoy transformada en una técnica económica, fácil de aplicar y al alcance de muchos profesionales e incluso de uso personal.


En 1963 se celebra el Primer Simposio de Composición Corporal organizado por la Academia de Ciencias de Nueva York. Luego de él se aceleran las investigaciones sobre el tema.


En 1972 se presenta el primer densitómetro óseo comercial.


En 1973 se presentó el primer sistema de imágenes de Tomografía Axial computarizada que permitía por primera vez observar completamente el interior del ser humano.


En 1988 apareció el primer densitómetro radiológico comercial de doble energía (DXA: dual X-ray absorptiometry) que permite evaluar la composición corporal del cuerpo entero.


En 1995 se presentó el Pletismógrafo por desplazamiento de aire, para medir la densidad corporal total, conocido como Bod Pod.


También en el siglo XX se hicieron investigaciones más específicas, por ejemplo relacionando la composición corporal con la resistencia a la insulina.


La tecnología ha hecho su parte y se gana en validez, fiabilidad y precisión con avanzados métodos de activación de neutrones, tomografía axial computarizada, resonancia magnética, y ultrasonido.


Sin embargo estos métodos no se usan habitualmente para evaluación de la composición corporal sino para otros usos a nivel clínico y no están al alcance de todos.



Siglo XXI


Se estudia la influencia de la genética en la composición corporal, se validan modelos clásicos con tecnologías específicas para conocer la composición corporal de manera dinámica.


Se espera contar con equipos diseñados para espacios reducidos, de alta precisión, que puedan ser transportados y que sean accesibles para la población y los profesionales.


¿Por qué es importante conocer la composición corporal?


Actualmente se reconoce que los factores que determinan la composición corporal son múltiples, ambientales, genéticos, étnicos, diferencias geográficas y culturales así como enfermedades crónicas.


Sin embargo se reconoce que lo medio ambiental muchas veces define la situación, por encima de otros factores. Por ejemplo se ha encontrado en afrodescendientes menor grasa visceral y mayor grasa subcutánea. Sin embargo factores como la dieta y el sedentarismo hacen que haya alta prevalencia de obesidad en ese grupo étnico en algunas sociedades.


Conocer la composición corporal es muy importante para hacer un diagnóstico de salud y también al momento de indicar o evaluar actividad física o deporte, y debería ser parte de la valoración general de individuos y poblaciones.



A nivel clínico es fundamental en todas las áreas, aunque el área de soporte nutricional ha sido la que ha marcado el camino.


Actualmente es habitual el examen de densitometría para medir la densidad de la masa ósea y así diagnosticar o controlar la osteopenia y osteoporosis, pero no lo es tanto utilizar esa tecnología para evaluar los otros componentes corporales.


Dada la epidemia de sobrepeso y obesidad que aqueja a la población del siglo XXI, conocer el tenor y distribución de la masa grasa tiene mucha importancia tanto para diagnóstico como para control y tratamiento.


En el deporte también es importante la determinación de la composición inicial y progresivamente para conocer la composición corporal y los cambios en la cuantía y distribución de la masa muscular.

El perder peso o ganarlo no debe ser el objetivo, si los cambios no se reflejan en cambios en la composición corporal.


Sarcopenia


La sarcopenia es la pérdida degenerativa de masa muscular y fuerza por envejecimiento o sedentarismo.


No es fácil hacer un diagnóstico certero pero hay algoritmos que tienen en cuenta la fuerza muscular, la velocidad para incorporarse o caminar y medidas antropométricas como circunferencias de muslo o pantorrilla.


Tiene una alta prevalencia en ancianos y es una situación adversa para la salud, que es necesario prevenir y tratar. Es un problema frecuente y grave.


¿Cómo se mide la composición corporal?


Antropometría


Las herramientas que se usan comúnmente para evaluar el estado nutricional y la composición corporal son la determinación de parámetros antropométricos como peso, altura, circunferencias y pliegues cutáneos.


Estos datos solos o formando parte de índices y otras fórmulas se comparan con estándares preestablecidos y así se realizan los diagnósticos.


Por ejemplo el índice de masa corporal (IMC) se calcula con la fórmula Peso /Talla al cuadrado y luego se compara para determinar bajo peso, peso normal, sobrepeso u obesidad de acuerdo a determinados puntos de corte.


La antropometría es un recurso fácil y sencillo. El problema es que no siempre logra determinar la composición corporal, o sea identificar y medir los diferentes tejidos corporales.


En algunas situaciones, por ejemplo en niños y adolescentes, la detección de problemas de crecimiento puede resultar tardía para realizar intervenciones oportunas.


Cineantropometría


Es la disciplina que estudia el cuerpo humano mediante medidas y evaluaciones de su tamaño, forma, proporcionalidad, composición, maduración biológica y funciones corporales con la finalidad de entender los procesos implicados en el crecimiento, el ejercicio, la nutrición y el rendimiento deportivo.


Comienza en 1976, en Montreal, en el marco de los juegos olímpicos.


La palabra Cineantropometría o Kinantropometría procede de añadir el prefijo cine- o kine-, que significa movimiento, a la palabra antropometría, que se refiere a medidas humanas. Su objeto es la aplicación de una serie de técnicas antropométricas, normalmente con el cuerpo en situación estática, con aplicaciones en la actividad física y deportiva de las personas.


Utiliza métodos tanto directos como indirectos. Se trata de una disciplina que incorpora conocimiento de diversos campos: biología, medicina, física, ergonomía, etc.


La Sociedad Internacional para el Avance de la Cineantropometría (I.S.A.K.) es una organización de profesionales e investigadores vinculados con el deporte, la salud, la nutrición y la antropología. Ha establecido protocolos de medidas y realiza capacitaciones a profesionales para estandarizar los procedimientos, acreditando como antropometrista calificado a nivel internacional.


La finalidad es crear y mantener una red internacional de antropometristas de diferentes comunidades mundiales y disciplinas que promuevan la utilización del método antropométrico para el estudio de la forma humana y la composición corporal de individuos de la población general y deportistas.


Bioimpedancia


La bioimpedancia es un método basado en un principio de la física, la impedancia eléctrica.

La impedancia es la resistencia de los diferentes fluidos al paso de la corriente eléctrica.


La BIOimpedancia es un método para estimar la cantidad de agua corporal, e indirectamente los componentes graso y magro.


Se dispone actualmente de aparatos de bioimpedancia que con una corriente eléctrica de bajo voltaje, imperceptible para el usuario, se puede determinar la composición corporal, luego de comparar con estándares predeterminados según edad, talla, sexo y actividad física.


El problema de este método es que, como la determinación se realiza a través del agua corporal, los factores que la modifican pueden alterar el resultado.


Estos factores son uso de diuréticos, edemas, situaciones fisiológicas como tensión premenstrual y sudoración profusa, por lo que hay que controlar estos y otros factores.


No se realiza esta medición en mujeres embarazadas y está contraindicado en quienes porten marcapasos.


https://sites.google.com/site/ceresnutricion/materiales/balanzas/balanza-de-control-corporal-hbf-514-sensor-de-cuerpo-completo-en-su-hogar


La bioimpedancia y los métodos antropométricos siguen siendo los recursos más utilizados para estimar la composición corporal por su sencillez y accesibilidad.


Otros métodos


La absorciometría dual de rayos X (dual energy X-ray absorptiometry: DXA) es más utilizado para diagnóstico de osteopenia y osteoporosis que para valoración de la composición corporal. La radiación es baja pero requiere un equipo costoso.


El DXA, junto con la medición del volumen corporal por pletismografía, son métodos nuevos pero de alto costo y muchas veces inaccesibles para su uso frecuente.


En Estados Unidos, Europa disponen de Fit3D ProScanner. Es un escáner no invasivo de precisión que evalúa la forma física, combinando imágenes en 3D con datos sobre la composición corporal, postura corporal y equilibrio del peso del usuario. Actualmente en Montevideo, Uruguay, se cuenta con un escáner corporal fit3D.


https://www.cmdsport.com/fitness/material-fitness/fit4life-trae-a-espana-la-version-4-0-del-escaner-corporal-fit3d/


Resumen


La composición corporal ha sido una preocupación desde la antigüedad, sin embargo recién a mediados del siglo IXX ha comenzado a ser objeto de estudios científicos importantes.


Actualmente, conocer la composición corporal se considera parte importante de la evaluación, diagnóstico y seguimiento de individuos y poblaciones en todos los grupos etarios, e imprescindible en las áreas de nutrición y deporte.


Así, determinar la composición corporal forma parte de la práctica cotidiana de muchos profesionales de la salud, especialmente de la nutrición, y también de la actividad física.


La temática ha ganado el pensamiento de muchas personas, quienes aplican el conocimiento en su vida diaria, expresando su preocupación por la salud o la estética, y siendo tema de conversación frecuente en la vida cotidiana.


Es necesario entonces estar atentos a los nuevos avances en el tema, que parecen estar llegando de la mano de la genética y la tecnología.


El desafío es conseguir la accesibilidad de las nuevas tecnologías, para que conocer la composición corporal pueda estar al alcance de todos en forma inicial y, de ser necesaria una intervención, con controles que permitan evaluar los resultados.





Fuentes consultadas


- Pérez LM, Mattiello R. Determinantes da composição corporal em crianças e adolescentes.Rev Cuid. 2018; 9(2): 2093-104. http://dx.doi.org/10.15649/cuidarte.v9i2.534


- Lunara Viana dos Santos Macedo Osmair Gomes, Vilaca Karla Helena Coelho, García Patricia Azevedo. Concordancia de diferentes criterios de sarcopenia en ancianas comunitarias. Fisioter. Pesqui. [Internet]. 2018 Jun [citado 2018 Dic 23]; 25 (2): 151-157. Disponible en: http://www.scielo.br/scielo.php?script=sci_arttext&pid=S1809-29502018000200151&lng=es. http://dx.doi.org/10.1590/1809-2950/17467625022018.


- García Romero F. Universidad Complutense de Madrid. El cuerpo del atleta en la antigua Grecia. http://antiqua.gipuzkoakultura.net/pdf/cuerpo.pdf.


- E.A. Carnero1,4, J.R. Alvero-Cruz2 , M.A. Giráldez3 y L.B. Sardinha4 Revisión La evaluación de la composición corporal “in vivo”; parte I: perspectiva histórica in Nutr Hosp. 2015;31(5):1957-1967 ISSN 0212-1611 • CODEN NUHOEQ S.V.R. 318 http://scielo.isciii.es/pdf/nh/v31n5/08revision08.pdf


- http://elmedicointeractivo.com/cientificos-identifican-genes-responsables-distribucion-grasa-corporal-20110826174536058225/


- https://medicapage.com/index.php?newsid=18864


- http://cursointernacionalenkinantropometria.com/certificacion-isak/


- http://www.scielo.org.ar/scielo.php?script=sci_arttext&pid=s0325-00752008000200003


- https://www.cmdsport.com/fitness/material-fitness/fit4life-trae-a-espana-la-version-4-0-del-escaner-corporal-fit3d/